FaceBookTwitterPicasaPicasaRSS
English French German Italian Russian

Redes Sociales

FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinPinterest
Pin It

Reportar Bólido

Formulario de reporte de bólidos.

Guía de Observaciones Visuales

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Contenidos

10. Clasificación de los meteoros : resumen.

Para reducir una observación de meteoros se tendrá en cuenta el siguiente proceso .

- Se busca en el listado de IMO todos los enjambres activos la noche de la observaci?n. En concreto se calculará la posición de los radiantes (teniendo en cuenta las derivas diarias). Se tendrá en cuenta, tanto la velocidad geocéntrica como el diámetro característico. Se dibujarán en las cartas de registro y luego, para cada meteoro:

- Comprobamos que proceda de alguno de los radiantes considerados (es decir, que al prolongar la trayectoria hacia atrás corta o pasa cerca de algún radiante). Hay que emplear los diámetros óptimos dependiendo de la separación meteoro-radiante.

- Si el meteoro está alineado con uno de los radiantes se comprueba que su longitud fue la adecuada.

- En el caso de que tenga la longitud correcta pasamos a comprobar su velocidad angular. Normalmente bastará con utilizar la velocidad subjetiva, pero si queremos aplicar este criterio de forma estricta, con la distancia meteoro-radiante (D), la altura del punto de inicio sobre el horizonte (hb) y la velocidad del enjambre se calcula la velocidad angular teórica que debería haber tenido. Si esta velocidad y la observada no difieren más del error que debería haber tenido (tablas 6 y 7), el meteoro pertenece al enjambre.

- Cuando alguno de los puntos anteriores no se cumple, el meteoro debe clasificarse como esporádico.

- En ocasiones, los radiantes están muy juntos y es difícil clasificar los meteoros. Esto sucede con las Táuridas Norte (NTA) y las Táuridas Sur (STA) o con las Delta Acuáridas Norte (NDA) y las Iota Acuáridas Sur (SIA).

Cuando no tengamos claro a que radiante pertenece un meteoro que viene de la zona, podemos clasificarlo simplemente como Táurida (TAU) o Acuárida (AQU).

Hay criterios adicionales que son de gran ayuda en algunos momentos. Por ejemplo, conocer el % de estelas o la magnitud media del enjambre es muy útil si hay dudas. Un meteoro muy brillante que pudiera ser a Capricórnida (CAP) debe clasificarse como tal, ya que esta corriente muestra un gran número de bólidos.

¡Atención! Utilizamos Cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mejorar esta página. Si continúa navegando acepta su uso. Privacidad y Política de Cookies