FaceBookTwitterPicasaPicasaRSS
English French German Italian Russian

Redes Sociales

FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinPinterest
Pin It

Reportar Bólido

Formulario de reporte de bólidos.

Introducción a la Ciencia Meteórica

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Contenidos

1. Meteoroides y meteoros.

En el espacio interplanetario existen infinidad de pequeños cuerpos de dimensiones microscópicas que no pueden ser observados directamente, salvo cuando en su movimiento orbital colisionan con la Tierra.

La fricción con la atmósfera al caer hacen que se pongan incandescentes y se volatilicen total o parcialmente. Son los meteoritos o meteoros , en expresión popular, las estrellas fugaces. La terminología exacta es de meteoroides cuando se hallan en el espacio en curso de colisión con la Tierra, meteoros cuando penetran en la atmósfera de la Tierra y meteoritos cuando logran sobrevivir al calor de la fricción y alcanzan el suelo.

Su origen debe buscarse en los restos de los choques entre los Asteroides, pero sobre todo, en los restos de partículas expulsadas por los cometas [ver video 1.6 MB Courtesy ESA: European Space Agency].

Las principales lluvias de meteoros tienen lugar cuando la Tierra atraviesa las órbitas de ciertos cometas, por ejemplo, la del Halley que produce la lluvia de estrellas de las Oriónidas en octubre y las Eta Acuáridas en mayo [ver video 1.8 MB Courtesy ESA: European Space Agency]

Figura 1. Las Leónidas en 1998 impactando contra la Tierra. Esta imagen fue tomada con una CCD desde un satélite artificial. Sobre el horizonte de la Tierra, en la esquina derecha de la foto, puede apreciarse la estrella Alfa Arietis. Ver artículo completo en Leonid MAC http://leonid.arc.nasa.gov

Los meteoros, por su pequeño tamaño, no pueden ser visibles en el espacio salvo cuando impactan contra la atmósfera. Desde la Tierra empiezan a ser visibles a unos 120 Km. de altura, cuando la fricción con las capas superiores de la atmósfera los calienta y los pone incandescentes. Alcanzan su máximo brillo hacia los 100 Km. de altura y, salvo que sea de un tamaño considerable, la fricción y el calor los ha volatilizado completamente cuando alcanzan una altura de 25 Km.

A partir de una altura de unos 20 km la mayoría de los mayores meteoroides han perdido casi toda su energía y velocidad inicial.[ver video 1.1 MB Courtesy ESA: European Space Agency]

Los meteoros más brillantes que alcanzan o superan la magnitud -2 se denominan bólidos. La única diferencia respecto a las estrellas fugaces es su mayor masa. Los bólidos pueden dar lugar a ciertos fenómenos que raras veces se observan en los meteoros más débiles, como pueden ser fragmentaciones, cambios de color y explosiones en la parte final de su recorrido, en ocasiones acompañados de fenómenos sonoros, tales como silbidos o truenos.

En alguna ocasión un bólido puede llegar a alcanzar la superficie terrestre y el tal caso recibe el nombre de meteorito. Las mayores probabilidades se dan en los bólidos más brillantes de la magnitud -9, y la probabilidad de que esto ocurra en un territorio extenso como España, es de un caso cada dos o tres meses. Los mayores meteoros pueden ser vistos incluso a pleno día.

Si usted observa uno durante las observaciones o de manera casual puede remitir su reporte a la Comisión de Bólidos de SOMYCE.

¡Atención! Utilizamos Cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mejorar esta página. Si continúa navegando acepta su uso. Privacidad y Política de Cookies