FaceBookTwitterPicasaPicasaRSS
English French German Italian Russian

Redes Sociales

FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinPinterest
Pin It

Reportar Bólido

Formulario de reporte de bólidos.

Lluvias más importantes

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Contenidos

2. Líridas.
 
2.1. Introducción.
 
La máxima actividad de esta lluvia sólo suele duran unas pocas horas, con una THZ de 18 meteoros por hora. El máximo de la lluvia oscila entre 32.0 y 32.45º. El variable nivel de actividad (en 1982 se alcanzaron los 90 meteoros por hora) hace que las Líridas sean una de las lluvias más interesantes de observar.
 
En caso de producirse una alta actividad, conviene hacer conteos de Líridas a intervalos regulares. Las noches de observación ideales son del 21 al 22 y del 22 al 23 de abril.
 
Siempre hay que ojear las efemérides, pues la hora central del máximo pude variar de un año a otro. La actividad estimada es de 10-15 Líridas por hora, además de los esporádicos y otras lluvias.

Las observaciones las podremos hacer a partir de las 23:00 hora local con una altura aceptable del radiante. El radiante alcanza su máxima altura casi al amanecer. Las cartas a utilizar son la 3, 5, 8 y 9 (la 1 y la 6 última hora de la madrugada). ¡Recuerda usar los partes y calcular la MALE!
 
Se intentará dibujar todos lo meteoros posibles. Si vemos que la actividad es muy alta y perdemos mucho tiempo en dibujar y anotar los trazos, debemos entonces contar las Líridas (indicando magnitud y estela) y esporádicos, dibujando sólo los meteoros de otras lluvias de menor actividad.



Figura 1. Posición del radiante de las Líridas, cerca de las estrella Vega.

2.2. Radiantes activos esa noche.

Los radiantes activos la noche del máximo son la fuente esporádica del Antihelio, las Pí Púpidas (solo para los observadores australes, pero puede que un ocasional meteoro de trazo largo sea visible) y las Eta Acuáridas a última hora de la madrugada.
 
Si queremos observar el máximo número de meteoros debemos elegir aquella zona del cielo que nos permita observar más lluvias simultáneamente. La distancia ideal es a 25-30º del radiante. La zona austral del cielo es la de mayor actividad. Un buen centro de observación puede ser la cabeza de serpiente, ya que permite cubrir casi todas las lluvias a la vez.


Figura 2. Las Pí Púpidas, un radiante observable desde el anochecer.
 

Figura 3. Coordenadas de la fuente esporádica del Antihelio.

¡Atención! Utilizamos Cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mejorar esta página. Si continúa navegando acepta su uso. Privacidad y Política de Cookies