FaceBookTwitterPicasaPicasaRSS
English French German Italian Russian

Redes Sociales

FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinPinterest
Pin It

Reportar Bólido

Formulario de reporte de bólidos.

Lluvias más importantes

Valoración del Usuario: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Contenidos

6. Leónidas.

6.1. Introducción.

El radiante está en la “hoz” de Leo, pero es muy característico que los meteoros aparezcan muy lejos del radiante. Cualquier noche que vayamos a observar tendremos que ir preparados por si hay que realizar conteos en vez de dibujar los meteoros. La noches pre y post máximo se recomienda efectuar conteos de Leónidas-No Leónidas a intervalos de 5 minutos. El uso de grabadora es imprescindible.

Todas las Leónidas deben ser contadas en grabadora, independientemente del día de observación (prescindiremos del dibujo). Además también se prestará atención a los días en los que finaliza y acaba la actividad de la lluvia. Una actividad más alta de lo normal podría ser indicativo de una mayor actividad durante el máximo. Se observan más Leónidas en horas cercanas al amanecer, coincidiendo con la mayor altura del radiante.
 
En teoría, la finalización del retorno de tormentas fuertes entre 1998-2002 asociado con partículas que acompañan al cometa progenitor de la lluvia, el 55P/Tempel-Tuttle (tuvo el perihelio en 1998), significa que en los próximos años se observará una disminución continua en la actividad hasta retomar sus THZs iniciales de 10-15.

Ciertamente, no hay predicciones de elevada actividad, aún cuando (como los entusiastas de los meteoros bien saben), ¡siempre pueden darse sorpresas, aún con las lluvias mejor conocidas!

Los observadores deben estar alerta para registrar cualquier cosa que produzca la lluvia, ya que el seguimiento de las fases posteriores al período de gran actividad es tan importante en el entendimiento del enjambre como la observación de las propias tormentas. El radiante de las Leónidas alcanza una altura útil sólo alrededor de la medianoche de hora local (un poco más tarde en localidades ubicadas al sur del ecuador).
 
6.2. El radiante de las Leónidas y otras lluvias activas.


Figura 1. Radiante de las Leónidas.


Figura 2. Radiante de las Alfa Monocerótidas.

¡Atención! Utilizamos Cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mejorar esta página. Si continúa navegando acepta su uso. Privacidad y Política de Cookies