FaceBookTwitterPicasaPicasaRSS
English French German Italian Russian

Redes Sociales

FacebookMySpaceTwitterDiggDeliciousStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvineTechnoratiLinkedinPinterest
Pin It

Reportar Bólido

Formulario de reporte de bólidos.

Introducción a la Ciencia Meteórica

Valoración del Usuario: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Contenidos

2. Cometas y lluvias de meteoros.

En ciertas fechas el número de meteoros que se pueden observar es mucho mayor. Estos períodos son denominados lluvias de meteoros. Además, durante las lluvias de meteoros, que normalmente duran unos pocos días, la mayoría de los meteoros parecen provenir de un punto determinado del cielo, denominado radiante.

Las lluvias de meteoros normalmente son denominadas con el nombre de la constelación donde se encuentra el punto radiante y además se repiten anualmente durante un período de tiempo muy bien definido. Por ejemplo, la lluvia de meteoros de las Leónidas, es una de las más conocidas popularmente, empieza cada año alrededor del 14 de noviembre y se prolonga hasta el 25 de ese mismo mes, con un pico de intensidad bastante bien definido en torno a los días 17, 18 ó 19 de noviembre.

Como indica su nombre, el punto radiante se halla localizado en la constelación de Leo. La naturaleza de las lluvias de meteoros sugiere que están asociadas con el encuentro de la Tierra con regiones de su órbita con un número anormalmente alto de meteoroides.

Mientras los cometas se mueven por sus órbitas, dejan tras de sí un chorro de polvo y material rocoso liberado de los hielos que se vaporizan por el calor solar. Si la Tierra cruza la órbita de un cometa, estos restos ocasionan un aumento en el número de meteoros que la alcanzan; son las típicas lluvias de meteoros.

Durante las lluvias de meteoros, éstos parecen radiar de un determinado punto en el cielo, pero se trata de una ilusión óptica. Los meteoros que producen las lluvias e mueven esencialmente en trayectorias paralelas, pero a causa de la perspectiva (las líneas paralelas parecen encontrarse en el infinito), estas trayectorias paralelas parecen provenir de un punto cuando son observadas desde un determinado lugar de la superficie de la Tierra.

¡Atención! Utilizamos Cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mejorar esta página. Si continúa navegando acepta su uso. Privacidad y Política de Cookies